La otra mirada

Diálogo entre culturas, de lo local a lo global.

Ideales de belleza, belleza ideal

Este video realizado con la técnica del photo morphing nos hace reflexionar sobre el cambio, y también la permanencia, de ciertos rasgos físicos en los modelos de belleza occidentales desde la Edad Media hasta el siglo XX, y su representación en la pintura. El imaginario de pintores y escritores se alimentaron de estos modelos, con descripciones, como en la poesía renacentista, que parecían las Venus de Botticelli. ¿Podríamos hablar de un canon occidental, un modelo estándar a través de los tiempos?¿Qué rasgos te parecen que han cambiado más y qué otros rasgos se han mantenido con el tiempo? ¿Se asemeja el ideal de belleza actual a algunas de las mujeres pintadas?

Anuncios

11 comentarios el “Ideales de belleza, belleza ideal

  1. Ignacio
    06/09/2015

    Tras observar este ‘photo morphing’ de la belleza occidental en las mujeres he sacado tres aspectos que se mantienen y uno que varía sensiblemente.
    El primer aspecto que no se puede eludir es el de la simetría, existe una simetría en todas las pinturas que nos hace que sean atractivas, es más cualquier rostro en una pintura, aunque no tuviese los rasgos atractivos cada uno por su lado, nos resultaría ciertamente atractivo solo por la simetría, especialmente alrededor de los ojos.
    El segundo aspecto es por supuesto los ojos grandes y equilibrados. Tanto pintores como escritores, especialmente los poetas, han centrado la belleza facial en los ojos. No es de extrañar ya que los ojos han sido considerados las puertas del alma, y el principal resorte del amor.
    El tercero sería el de la piel tersa y clara, la piel ha representado el último fetiche, si se puede llamar así, de la belleza especialmente femenina. No se puede imaginar una belleza femenina sin una piel suave, tersa y clara. Lo de clara viene más por el hecho de ser de buena cuna, al no tener que permanecer al sol durante las horas de trabajo, esto ha sido una constante a lo largo de la historia, quizás con la excepción de las últimas décadas y la moda de tomar el sol.
    Lo que si cambia sensiblemente, es el pelo y su presentación. Vemos como a través de la historia, y no necesariamente cronológico, el pelo puede ser atractivo suelto y desordenado o recogido y oculto. Sera también algo que puede ir paralelo con la moral de los tiempos, viendo como este puede ir al viento y revuelto en la antigua Grecia, mientras estar recogido en la conservadora edad media.

    • Kristina Victoria Vahl
      06/09/2015

      Lo que dijiste sobre la piel me hizo pensar en una cosa, la piel suave, tersa y clara tambien es un testimonio de salud. Si el cuerpo no está sano o no recibe suficiente nutrición, no va gastar energía en la piel sino que prioritiza los otros órganos. Puede ser una cosa de la semicoinciencia del hombre que suele considerar bonita una mujer sana…

      • Ignacio
        06/09/2015

        Totalmente de acuerdo contigo Kristina, la salud y la belleza siempre han ido paralelas en su representación de la mujer atractiva, si acaso acompañadas de la juventud (siendo esta un aspecto más de la salud, si consideramos la vejez como una enfermedad/deterioro de las células).

      • Alvi
        08/09/2015

        La palidez puede interpretarse también como enfermedad, la falta de circulación de sangre (que es el símbolo de vida humana por excelencia) por el rostro. La piel suave y tersa sobre todo parece relacionarse con la juventud, es decir, con la vida en su florecer y vitalidad. Numerosas descripciones poéticas a partir del Renacimiento (“En tanto que de rosa y azucena se muestra la color de vuestro gesto” de Garcilaso de la Vegaen el caso del castellano) combinan la blancura pálida del rostro, símbolo también de juventud y de virginidad, con el color del arrebol en las mejillas sonrosado o rojo, símbolo de la vida juvenil y la pasión de la naturaleza y su sexualidad. Como veis, todo un código donde ciencia natural, interpretación simbólica de la misma, y valoración moral de una cultura se entrelazan con mucha efectividad.
        Sobre la mirada, estoy de acuerdo con que entraba por los ojos, se entendía en el siglo XVI que unos espíritus o partículas de belleza viajaban del rostro y ojos de la persona amada hasta el enamorado, y por ahí penetraban y se posaban como una representación visual en su corazón y mente, que ya no le abandonaba, produciendose todos los efectos físicos que conocemos del enamoramiento (dificultad de concentración por recurrir a la imagen de la amada constantemente, cambios de humos continuos, etc.).

  2. Kristina Victoria Vahl
    06/09/2015

    Es interesante que el ideal de belleza feminina en el occidente ha seguido esta “receta” de la Venus de Boticcielli. Segun este ideal, la joventud, el rostro pálido con lábios y mejillas rosadas y el cabello de color miel/rubio es considerado lo mas bonito. Hasta hoy, estos rasgos son considerados bonitos. La mayor diferencia en relación a los ideales de belleza es la importancia que se da al cuerpo. En estas pinturas, la cara es lo más importante y son los rasgos de la cara que siguen la receta de Boticcelli. El ideal de belleza contemporanea es mucho más concentrado al cuerpo y el ideal que nos apresentan a traves de la industria de moda, publicidades etc. es el de un cuerpo esbelto

    • Alvi
      08/09/2015

      Creo que siempre se ha admirado el cuerpo esbelto, pero las medidas de este cuerpo esbelto se han modificado. No es lo mismo el ideal de belleza de los tiempos de Rubens, al de Botticelli, o las actuales modelos de la pasarela de Vitoria’s Secret. ¿podéis advertir las diferencias?

      • Andrea
        03/11/2015

        Creo que hoy en día hay un nuevo movimiento, especialmente de mujeres, que quiere abandonar esos estándares de belleza que se han instalado en los últimos años y poder revivir la importancia de lo que significa la belleza natural, la belleza real y dejar de lado estos conceptos equívocos sobre cómo debería verse una mujer.

    • Andrea
      03/11/2015

      Cuando se habla del “ideal” de la belleza femenina, es interesante que menciones la cultura occidental. Un elemento significante para entender las razones por la cual estos retratos de mujeres son tan similares el uno con el otro es que fueron hechos por artistas europeos como Da Vinci, Eugene de Blaas, Bouguereau, Renoir, Picasso, entre otros. Al ser todas estas imágenes representantes de la mujer europea, no son suficientes para poder capturar y además entender cuál es el modelo de la belleza femenina en esos tiempos. O hasta para entender el razonamiento detrás de lo que representa la imagen universal de una mujer a lo largo de la historia.

  3. Øyvind
    06/09/2015

    Siguiendo las ideas de los comentarios anteriores, yo también veo la importancia de la piel, y la simetría de la cara.

    Con respecto a la simetría, yo me imagino que Leonardo da Vinci tuvo gran influencia en definir la belleza en el arte. Con el “Número áureo”, la regla matemática, Leonardo da Vinci hizo posible calcular el humano “perfecto”.

    Sigue el “Número áureo” se puede calcular la distancia entre ciertos puntos en el cuerpo, por ejemplo la cara (entre ojo y ojo, nariz y el frente, las mejillas), que nos hace sentir atraídos, como si fuera determinado.

    Este concepto de matemática en el arte, indudablemente ha sido y sigue siendo muy importante en los ideales de belleza.

  4. Alvi
    08/09/2015

    Leonardo y otros artistas de la época redescubrieron las esculturas griegas de la Antigüedad, y con ello sus matemáticas y la trigonometría, y por tanto el numerus o medidas áureas de las cosas, es decir, lo que los griegos entendían por medidas perfectas del cuerpo. Es muy interesante cómo lo aplican al arte de nuevo para buscar una perdida harmonía de los últimos siglos en Europa.

  5. Andrea
    03/11/2015

    Claramente las mujeres en las imágenes tienen mucho en común. En la mayoría de las imágenes se muestran mujeres jóvenes, que se podría decir son y siempre han sido representativas de una cierta vitalidad y de la belleza natural. En la primera mitad del vídeo los retratos muestran algunas mujeres que están con los ojos cerrados o cabizbajas, mostrando poca o casi ninguna expresión en sus rostros. Pero ya en la segunda mitad del vídeo se empiezan a ver algunos cambios tanto en su postura, mirando de frente, donde se refleja una cierta intensidad en sus miradas. Están casi sonrientes, además se le agrega el componente de los diferentes colores en la cara debido al maquillaje en los labios y ojos. Otro aspecto que se hace notar es la evidente preferencia por mostrar a mujeres de una tez blanca que hasta hoy en día representa la juventud y la pureza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 01/09/2015 por en Artes.
A %d blogueros les gusta esto: