La otra mirada

Diálogo entre culturas, de lo local a lo global.

Identidades: Dollian Garo, un hombre apasionante

Dollian Garo

Por Emily Janik, Michael Fields y Jordyn Dezago.

Hace unas semanas, entrevistamos a Dollian Garo, un alumno en su cuarto año en Hobart and William Smith Colleges (Geneva, NY). Dollian es un chico muy guapo que rebosa una energía vivaz. Es medio bajo, pero se porta con una confianza innegable, como si fuera el más alto del mundo. Su sonrisa imperturbable te tocará el corazón. Casi se puede ver la energía radiante que emana de su cuerpo. Su piel cálida, de color canela, bronceado por el sol dominicano de su niñez, corresponde a su personalidad amable y acogedora. Es un chico bien alegre y juguetón. Cuando comenzamos la entrevista, no dejaba de bromear y sacar la lengua cuando sonreía. Aunque fue a Dollian a quien entrevistamos, fue él sobre todo quien nos puso a todos más cómodos, gracias a su manera suelta y relajada. Siempre hablaba con una gran sonrisa. Nos dimos cuenta de su espíritu inquieto cuando vimos que él no podía dejar de moverse mientras hablaba. La manera en que movía todo el cuerpo enérgicamente, aunque se quedaba sentado, fue un poco chistosa.

Vestía muy simplemente, pero con estilo. Llevaba jeans y una camiseta deportiva, de color plomo y de tela fina. Usaba zapatillas de tenis, y tenía un peinado corto que correspondía a su estilo deportivo. Hablaba de su amor por el béisbol, que se reflejaba en los ojos y en las ropas. Nos explicó con orgullo que había crecido jugando el deporte desde que podía caminar. Opina sin duda que no hay ningún otro deporte que supere al béisbol.

 

Cuando Dollian habló de su país natal, la República Dominicana, sus ojos brillaban con amor y un poco de nostalgia. Cuando dijo: “nací en el país más bonito del mundo”, quedó claro que ese lugar era su paisaje del alma. Nos contó historias de las fiestas tradicionales de su cultura dominicana, como el carnaval. Se reía y comenzó a bailar en su silla a la mención de los desfiles que animaban las calles de su niñez.

 

Dollian describió su vida con pasión. Tuvo la única oportunidad de combinar dos culturas y aplicar lo que había aprendido sobre las dos en su personalidad. Él es un senior en la Universidad de Hobart y fuera de la escuela vive con su padre en el Bronx, muy cerca del Yankee Stadium. Explicó que su padre es un modelo importante en su vida porque él contribuyó a la seguridad de su futuro con la inmigración a los Estados Unidos. Dado que esta nación está más desarrollada que la República Dominicana –según él– Dollian tenía oportunidades infinitas para crear una vida mejor. Es obvio porque él está recibiendo una buena educación en Hobart and William Smith Colleges. Dollian describió su familia entera en una manera que muestra sus valores y la importancia de su familia en su vida. Otros miembros de la familia de Dollian son sus siete hermanos. Tiene tres que son del lado de su madre y cuatro del lado de su padre. Solo dos de los hermanos son menores que él. Además, su madre y su tía todavía viven en la República Dominicana. Por eso Dollian puede visitar su país de origen frecuentemente. Él nos contó que el país es muy bonito y su parte favorita es que él puede ver a su familia y estar rodeado por la cultura de su niñez.  En la entrevista, Dollian también describió su transición a los Estados Unidos cuando tenía nueve años.  Dijo que no era fácil porque no hablaba inglés y le tomó de tres a cuatro años hasta que finalmente pudo hablar. Ahora, Dollian evidentemente habla el inglés con fluidez y se ha adaptado a la cultura estadounidense. Dollian explicó que, ahora que vive en los Estados Unidos, es la primera persona de su familia que ha tenido la oportunidad de estudiar en otro país. Estudió en España por un semestre el año pasado con Michael, uno de los redactores de esta entrevista. Habló sobre lo magnifico que fue la experiencia porque pudo visitar otros países y ciudades tales como Francia, Portugal, e Irlanda. Dollian tiene un origen único y es muy interesante que los dos países en que ha vivido han jugado una gran parte en su personalidad fantástica.

 

Dollian nos contó una historia muy interesante, de una experiencia tan impactante que la sigue relatando hasta hoy. Unas semanas antes del día de graduación de la secundaria, Dollian se acostó. El sueño que soñó aquella noche es muy vívido aún hoy en día. En el sueño, recibía una carta oficial del gobierno. La abrió, y el mensaje decía que el día de su examen de ciudadanía sería el 10 de junio.  Dollian estaba muy feliz de que hubiera llegado la oportunidad de hacerse ciudadano de los Estados Unidos. Pero, de repente, se dio cuenta de que ese día era el mismo de su graduación de la secundaria. ¡Qué mala suerte! Dollian se despertó rápidamente, respirando pesadamente y sonrió. Sólo era un sueño, no la realidad, pensó. Fue a la escuela alegremente y pasaron unos días.  Una tarde llegó a casa y revisó el correo que había llegado. Había una carta con el sello oficial de la oficina de inmigración.  Dollian sonrío de oreja a oreja y la abrió.  Empezó a leerla y su sonrisa desapareció.

–¡Es parecido a mi sueño! –exclamó.

Su hermana y su padre estaban en casa, y Dollian les explicó la situación.

El 10 de junio había llegado.  Dollian se despertó a las 5 de la madrugada para prepararse para el día. Se vistió en un traje con corbata y se fue a Manhattan para tomar el examen de ciudadanía. Completó el examen en menos de quince minutos (fue un récord, según el supervisor del examen).

-¡Felicitaciones, Dollian! –dijo el supervisor. –¡Te has hecho ciudadano de los Estados Unidos!

–Muchas gracias, señor –dijo Dollian.

–¿Cómo vas a celebrarlo?

–Pues, me iré rápidamente a mi escuela para graduarme de la secundaria.

–¡Muy bien! Buena suerte, hijo.

Y Dollian se fue a la escuela.  Llegó unos minutos antes de que empezara la ceremonia y se sentó en la primera fila.  El director de la escuela comenzó la ceremonia.

–Bienvenidos a todos –dijo él. –Vamos a empezar con un discurso por el valedictorian de la clase de 2011, Dollian Garo.

En medio de mucho aplauso, Dollian se subió la plataforma, le dio la mano al director y empezó a hablar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26/11/2014 por en Advanced Grammar and Composition, Cruzando fronteras y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: